«…..el talento huye de las empresas cuando no existe un clima de confianza, motivación o un plan de desarrollo prefesional y personal que implique al trabajador al 100%

Perder uno o varios empleados que, con entusiasmo y ganas están haciendo crecer la empresa, representa un serio problema. Hay que crear un plan real y efectivo de retención del talento