Los bienes y el patrimonio economico de la empresa, pueden verse afectados en caso de un acontecimiento que se escapa a nuestro control.

Es imposible prever lo que pueda pasar. Simplemente podemos poner los medios necesario para que, pase lo que pase, nuestra empresa pueda seguir existiendo.